sábado, 14 de septiembre de 2013

crisis








este ejercicio de la memoria disociada
de la realidad tangible
de las horas reloj
de la lectura explícita

este internarse en la evolución subjetiva
un mundo tanto mayor al que vemos
al que hay

me lleva hacia un abismo
que si cerrara los ojos
desaparecería
juntando mi piel con mis ojos y mis vísceras
y la carne
abierta
que me esfuerzo por mantener a salvo
de la aspereza y el ardor
entraría en colapso
enloquecería al fin
llegaría a odiarme
nada nuevo


nada nuevo:
la crisis
el choque del aire saturado con la luz del sol

la crisis me ha mordido los talones
y tuve suerte

-hay a quienes les ha amputado ambas piernas
y los sentidos
también-

las palabras han encontrado un cauce
una fisura tal vez
por la que escurrirse pausadamente
sin atropellos

ellas sangran
despacio

pues me necesitan estable para hacerlo




No hay comentarios:

Publicar un comentario